Sopas de ajo

Hoy una receta muy fácil, sana y rápida.

El ajo es una planta cuyas propiedades medicinales provienen principalmente por la aliina que se convierte en alicina. Y esta a su vez se transforma en ajoeno. Estos son los componentes medicinales más importantes. Son los responsables de ese picor del ajo y de sus propiedades antisépticas, antioxidantes y anticancerigenas 

Por todas estas propiedades es muy, muy aconsejable introducir el ajo en nuestros platos. Previene de infecciones, cura resfriados, mejora la circulación y muchas más otras aplicaciones.

Las sopas de ajo es muy típica de Navarra y Aragón.
Os comento.

Ingredientes;

-4 o 5 ajos

-Pan duro ( al gusto)

-Aceite de oliva suave

-1 o 2 huevos

– Agua

Cortamos los ajos bien picaditos. El pan en cuadrados también bien picado.

Ponemos la olla con un poco de aceite que cubra la base, cuando se haya calentado echamos los ajos y el pan. Lo sofreímos todo y cuando ya estén hechos, cubrimos la olla de agua.

Dejamos que se vaya calentando a fuego lento.Mientras batimos los huevos y cuando llegue a ebullición, echamos los huevos y damos vueltas a todo.

Y hala! Ya están hechas las sopas de ajo.

Hay una variación. A quien le guste le puede echar una pastilla de Avecrem. A mi no me emocionan mucho estas pastillas, por eso no lo he añadido en la receta.

Espero que las probéis algún día. Están riquísimas y a los peques les encantan.

Gracias por leerme 😀

Deja un comentario